LUCKY VILLAGE
Un film documental de Pedro Pinzolas 
 

Lucky Village” (2004), es un documental rodado en inglés, alemán y español, en la pedanía de La Herradura, Granada. Está fotografiado en blanco y negro, en panorámico, rodado en diferentes formatos (Mini DV, Betacam, VHS, 16mm...) con una laboriosa posproducción de la imagen mediante procedimientos digitales, que sin duda afectan a la apariencia realista de la cinta.

Así, Lucky Village, que ha sido percibido a veces como un documental fake, es en puridad un documental clásico (todo es real en la cinta: personajes, declaraciones, localizaciones...), o acaso una película de ficción, y, es ello, esa indefinición que deja en la retina del espectador, esa suspensión del juicio ante lo real y lo que no es real -y que hace borrosas y académicas las distinciones entre géneros- lo que lo dota de su mejor pertinencia fílmica.

Personajes reales e imágenes reales crean un universo tangible e imaginario, un microcosmos en donde la plenitud de la vida y la muerte -suerte de diálogo en clave de humor- aporta a un sobrio y depurado estilo un cariz sombrío, que sin embargo no empaña la luminosidad de este documental sobre una pequeña villa de Andalucía.
Música electrónica, new age, y ausencia total de folclore.

...unos diálogos en los que el non sense, la ironía y un acerado espíritu provocador se erigen en la mejor baza. Con una impecable fotografía en blanco y negro, y con un pie situado limpiamente fuera del acotado terreno del documental clásico, el filme de Pinzolas constituye una propuesta tan inusual como estimulante.

Mirito Torreiro

... en el extremo opuesto a la subjetividad, y gracias a la elección deliberada de un locutor británico cuya voz evoca la famosa “objetividad de la BBC”, es también el comentario en
off la fuente de los mejores efectos expresivos en el delicioso e irónico fake “Lucky Village” (2004), de Pedro Pinzolas.

Antonio Weinrichterr, El Cine de No Ficción, Desvíos de lo Real

Lucky Village, por Eduardo Trías